1

1

lunes, 12 de agosto de 2019

Artz, Galerías y “Marcola”


Por: Eduardo García Anguiano


          Los hechos delictivos en las plazas Artz de la CDMX y Galerías en Jalisco, transitaron de la sorpresa pasional/incidental a la realidad criminal.


          En mayo de 2006 el diario O Globo de Brasil publicó una entrevista a “Marcola”, jefe de una banda de Sao Paulo denominada Primer Comando de la Capital y aunque se ha cuestionado la existencia de la entrevista, lo destacable es lo que ahí se dijo: 


La Muerte y el Miedo.- “Ahora estamos ricos con la multinacional de la droga. Y ustedes se están muriendo de miedo. Nosotros somos el inicio tardío de vuestra conciencia social … Ustedes son los que tienen miedo a morir, yo no. Mejor dicho, aquí en la cárcel ustedes no pueden entrar y matarme, pero yo puedo mandar matarlos a ustedes allí afuera”.


Los Asesinos.- “Está delante de una especie de post miseria. Eso. La post miseria genera una nueva cultura asesina, ayudada por la tecnología, satélites, celulares, Internet, armas modernas. Es la mierda con chips, con megabytes. Mis comandados son una mutación de la especie social. Son hongos de un gran error sucio”.


El Gobierno.- “Con 40 millones de dólares la prisión es un hotel, un escritorio... ¿Cuál es la policía que va a quemar esa mina de oro, entiende? Nosotros somos una empresa moderna, rica. Si el funcionario vacila, es despedido y ‘colocado en el microondas’. Ustedes son el Estado quebrado, dominado por incompetentes. Nosotros tenemos métodos ágiles de gestión. Ustedes son lentos, burocráticos. Nosotros luchamos en terreno propio. Ustedes, en tierra extraña. Nosotros no tememos a la muerte. Ustedes mueren de miedo. Nosotros estamos bien armados. Ustedes tienen calibre 38”.


La Violencia.- “Nosotros estamos en el ataque. Ustedes en la defensa. Ustedes tienen la manía del humanismo. Nosotros somos crueles, sin piedad. Ustedes nos transformaron en ‘super stars’ del crimen. Nosotros los tenemos de payasos… Ustedes nos olvidan cuando pasa el susto de la violencia que provocamos… Entiéndame, hermano, no hay solución. ¿Saben por qué? Porque ustedes no entienden ni la extensión del problema. Como escribió el divino Dante: ‘Pierdan todas las esperanzas. Estamos todos en el infierno’…”.


          Es pertinente recordar lo expresado en la entrevista a “Marcola”, pues en nuestros días la gente ha sentido miedo y no sólo quienes atestiguaron los sucesos en dichas plazas. Los asesinatos en lugares públicos han sido cotidianos en diversas partes del país, ¿podrían ser frecuentes en la capital de México? 

Gandhi expresó: “Los medios violentos nos darán una libertad violenta”.


@EduardoGarci18








martes, 6 de agosto de 2019

¿A Través de Subastas se le Regresa al Pueblo lo Robado?


Por: Guillermo Alberto Hidalgo Montes



El presidente López Obrador ha reiterado su compromiso por atender todos los casos de corrupción, desde hace una semana el discurso comenzó a “Cristalizarse”, por decirlo de algún modo gracias al inicio de las subastas públicas por parte del Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado, que concentra los recursos y bienes decomisados (ranchos, autos, dinero en efectivo y alhajas), al crimen organizado, el proveniente de la corrupción y de delincuentes de cuello blanco, para devolverlos a la gente.


Para poder llevar esto a cabo, fue necesario generar una Ley de Extinción de Dominio, la cual fue recientemente aprobada en ambas cámaras del Congreso de la Unión.


La antes mencionada Ley, faculta a la Fiscalía General de la Reública (FGR) a tomar medidas cautelares para inmovilizar acciones, cuentas bancarias, títulos de valor o inversiones, además de bienes inmuebles; se termina con el secreto fiscal bancario, cambiario y tributario que impedían obtener información y se crean los jueces especializados en la materia. La ley aprobada también permite que el Ministerio Público obtenga órdenes de cateo “secretas” para agilizar el ingreso a terrenos o inmuebles donde se cometen delitos.


Ahora bien, las mediáticamente subastas anunciadas por el gobierno federal tales como las de vehículos, joyas y recientemente residencias como la incautada al empresario de origen chino Zhenli Ye Gon se escuchan excelente para “hacer justicia”, sin embargo también es necesario no entrar en un populismo penal y asegurarnos de no cometer abusos, injusticias y arbitrariedades que pudiesen generar que la nueva ley, lejos de traer justicia sea utilizada como arma política.


Sin lugar a duda, esto es un gran avance. Sin embargo, es importante poner en contexto ciertas características de este instrumento jurídico en cuestión, motivo por el cual evoco una pequeña pero vital descripción hecha por el Maestro Jorge Alberto Lara Rivera, quien es, a mi opinión, de los juristas más doctos en la materia y en caso de que puedan asistir a alguna de sus conferencias, no lo piensen dos veces si quieren aprender algo sobre extinción de dominio y lavado de activos.

Lo Indiscutible: Es fundamental para el combate al crimen organizado y la corrupción.

Lo Importante: Ahora sí el proceso es autónomo del penal

Lo Bueno: Facultades del fiscal de extinción para investigar la licitud del origen de bienes.

Lo Malo: Disposición discrecional de bienes del ejecutivo.

Lo Absurdo: 100 artículos de un proceso civil innecesarios.

Lo Polémico: La venta anticipada.

Lo Cuestionable: Disponer del dinero de la venta anticipada.

El Obstáculo: texto reformado del artículo 22 constitucional.

Las expectativas: que extingan dominio a los acervos ilícitos como los del caso Duarte y recursos de la delincuencia organizada

Lo básico: creación de una fiscalía especializada en Extinción de Dominio en la Fiscalía General de la República

         Importante será no perder de vista los factores expuestos por el Maestro Lara Rivera, ya que de ellos depende que no se caigan en excesos y discrecionalidad, dos cosas que en teoría la llamada "Cuarta Transformación" quiere evitar, algo que se vislumbra difícil gracias a los ánimos de revanchismo que se ven en muchos actores políticos.


hidalgomontes@gmail.com





miércoles, 3 de julio de 2019

Cuando nos guste o no, Trump tenía razón

Por: Guillermo Alberto Hidalgo Montes
               

A pesar de no estar de acuerdo (del todo) con la forma de actuar del presidente norteamericano, Donald Trump, es innegable que de vez en vez, en su xenofóbica manera de ver el mundo tiene razón.


El 22 de octubre del 2018, el mandatario usaba su arma de diseminación favorita (el Twitter) para advertir que, dentro de la caravana migrante, delincuentes y probables terroristas estaban mezclados con legítimos migrantes. Exagerado para algunos, crudo para muchos otros, pero estimados lectores, esto era toda una realidad.


Este temor no es nada nuevo, desde el inicio de la guerra contra el terrorismo a consecuencia del 11 de septiembre, comenzó a crecer una preocupación legítima de evitar que terroristas del medio oriente llegaran a suelo norteamericano vía la frontera con México. Lo anterior, debido a que no se tiene el equipo tecnológico, coordinación en materia de inteligencia interinstitucional y mucho menos internacional entre los países de la región.


Y el día llegó, hace un par de semanas se señalaba que había indicios de tres personas ligadas al Estado Islámico o también denominado ISIS o DAESH: Ahamed Ghanim Mohamed Al Juburi, de Irak, y de Ibrahim Mohamed y Mohamed Eissa, de Egipto, habían ingresado a México con intenciones de ingresar de manera ilegal a Estados Unidos. Lo anterior encendió las alarmas a nivel regional para tratar de corroborar o negar la información.


El 24 de junio se dio a conocer que los tres combatientes habían sido detenidos en Nicaragua. De acuerdo a los datos biométricos, los hombres habían ingresaron al continente americano vía Panamá el 12 de mayo y se trasladaron a Costa Rica el 9 de junio, desde allí se trasladaron a la vecina Nicaragua; rumbo a EE. UU. a través de México.


Como era de esperarse, el que hayan sido localizados y detenidos es algo bueno, sin embargo, esta situación ha traído mucha tensión a la región ya que señalan que Costa Rica no siguió los protocolos internacionales antiterroristas y por eso los hombres pudieron pasar hasta Nicaragua.


Hoy más que nunca debemos estar conscientes de lo serio de la amenaza terrorista por parte de organizaciones fundamentalistas de origen árabe ya que es cierto que su blanco es dañar a Estados Unidos, sin embargo, para hacerlo no es necesario llegar hasta allá, basta con lesionar sus intereses y, para bien o para mal, es la nación con más presencia en la mayoría de países de Latinoamérica y este tipo de amenaza es más compleja de atacar que el narcoterrorismo el cual se ha vuelto frecuente en algunos países ya que en uno, se está dispuesto a morir por una idea, mientras el otro busca gozar de los frutos de sus actos. ¿Pero por qué no se ha hablado de este tema? Bueno, es multifactorial, destacando el no generar pánico en la sociedad y en el sector empresarial, ya que lo anterior, podría generar fuga de capitales desestabilizando la zona. Triste es ver que se pondere la economía a la seguridad de la población.






martes, 25 de junio de 2019

Cuando el Ejemplo te lo da Quien Menos Esperabas



Por: Guillermo Alberto Hidalgo Montes


El pasado 20 de junio en el municipio de Tapachula en el estado mexicano de Chiapas. Los presidentes de México, Andrés Manuel López Obrador, y de El Salvador, Nayib Bukele Ortez, firmaron el convenio de carta de intención en materia de cooperación bilateral. Dicho acuerdo contempla el otorgamiento de 100 millones de dólares del gobierno de México al de El Salvador, con el fin de llevar desarrollo económico a Centroamérica.


 Recordemos que hace unas semanas fue posible un acuerdo sobre los aranceles a productos mexicanos que el gobierno de Estado Unidos amenazaba con imponer si México no detenía el flujo migratorio de Centroamérica hacia nuestro vecino del norte, el canciller mexicano Marcelo Ebrard encabezó dichas negociaciones que dieron como resultado el despliegue de la Guardia Nacional en seis estados del sur de México parra la contención de los mismos


Es cierto que nuestros hermanos centroamericanos están viviendo una crisis sin precedente en materia de seguridad, también es cierto que suena bien y lógico el que el presidente de México esté pensando en ayudar a la región para contener la oleada migrante, sin embargo, existe algo que El Salvador está haciendo muy bien y lo cual es digno de replicarse en México. El presidente Bukele ha articulado una ambiciosa estrategia para combatir a las pandillas o “Maras” como se les conoce en Centro y Sur América.


En México el problema de las pandillas ha ido en aumento y cada vez son más las veces que son coptadas por grupos de la Delincuencia Organizada con fines de sicariato, venta de drogas, trata de personas, entre otras actividades. Sin embargo, pocos son los esfuerzos reales que se han hecho en nuestro país para contenerlas y atacarlas
La estrategia salvadoreña se basa en 3 ejes:


1. Atacar las finanzas de las pandillas


El Salvador quiere evitar a toda costa que las pandillas tengan ingresos y, para ello, aboga por atacar a quienes las financian, ya que como mencionó el mandatario Bukele: "Mientras no se ataque a los que están arriba financiando estos crímenes no vamos a pararlos", asegurando que sin dinero será muy difícil para las maras sostener sus estructuras. Delitos como la extorsión generan hasta un 80% de sus operaciones


2. Recuperar los centros de grandes ciudades


Para llevar a cabo esta estrategia, se anunció la intención de controlar los territorios "donde más flujo de dinero se les generan a las pandillas", que en opinión del mandatario son los centros históricos de ciudades de gran tamaño donde estarían la mayoría de negocios relacionados con la extorsión.
Para recuperar el control de estos centros históricos, Bukele prometió cámaras de seguridad y mayor presencia de las fuerzas del orden, para quienes pedirá un refuerzo presupuestario de US$15 millones a fin de garantizarles condiciones básicas para su trabajo. Esto permitirá un mejor despliegue y aumento de la eficiencia por parte de los cuerpos de seguridad.


3. Cortar la comunicación en las cárceles


En El Salvador 80% de las órdenes de homicidios y extorsiones salen de las propias cárceles, por lo que "descabezar" la comunicación en estos centros será otra de las prioridades de su plan de seguridad. Habrá reuniones con las empresas de telefonía para que ayuden a garantizar el bloqueo de señal de teléfono que, oficialmente, ya está activo en las cárceles. Sin embargo, según Bukele, "se viola todos los días" e incluso se llega a desconectar para que los presos puedan comunicarse con otros miembros de pandillas en el exterior.


También se anunció una depuración de custodios que trabajan en los centros penales y que en algunos casos fueron "contaminados por la corrupción".


Debemos comprender que una correcta política criminológica debe tener una parte de prevención, una de contención y otra de ataque al problema el plan Salvadoreño puede ser utilizado como base para generar una estrategia integral que nos ayude a combatir a los actores que están generando la mayoría de violencia y delincuencia en la actualidad en un México que parece que ya no aguanta más la improvisación en materia de seguridad.


hidalgomontes@gmail.com




miércoles, 22 de mayo de 2019

Hecha la Ley…Hecha la Trampa


Por: Guillermo Alberto Hidalgo Montes


Tal y como sentenciaba el jurista,  politólogo y filósofo alemán del siglo XIX Max Weber “el Monopolio de la violencia le pertenece al Estado”, el Estado Mexicano tenía una deuda antiquísima con los servidores públicos encargados de mantener el orden dentro de la sociedad, es decir, los Policías. Los primeros esfuerzos internacionales por generar normas claras en cuanto a qué tanta fuerza podían ejercer los Funcionarios Encargados de Hacer Cumplir la Ley (FEHCL) datan de 1979, a través del “Código de Conducta para Funcionarios Encargados de Hacer Cumplir la Ley”, adoptado por la Asamblea General  de la ONU en su resolución 34/169, del 17 de diciembre de 1979 y posteriormente por los “Principios Básicos Sobre el Empleo de la Fuerza y de Armas de Fuego por los Funcionarios Encargados de Hacer Cumplir la Ley”, adoptado por el Octavo Congreso de las Naciones Unidas sobre Prevención del Delito y Tratamiento del Delincuente, La Habana, Cuba, 07 de septiembre de 1990. Sin embargo, en nuestro país se hizo poco o nada por generar el andamiaje legal necesario que le diera certeza al actuar policial y que permitiera, a su vez crear controles para evitar abusos de parte de los uniformados.


El tiempo pasó y sólo existieron esfuerzos aislados para regular esta materia, como el asentado en el Artículo 15 del Código Penal Federal  o por parte de algunas corporaciones como Policía Federal y algunas Secretarías de Seguridad Estatales, desgraciadamente, no todos estos esfuerzos resultaron exitosos debido a lo contradictorio de los mismos. ¡Pero este año era especial!, el 2019, se veía promisorio, debido a que, con la promulgación de las leyes complementarias para el “Proyecto Insignia” de esta administración federal “La Guardia Nacional” se aprobaría una Ley en la Materia.


¡Y el día llegó!, el día 21 de mayo se aprobó la llamada “Ley Nacional sobre el Uso de la Fuerza” que más que esperanzadora preocupa por lo pobre y ambigua que resulta, y donde los únicos beneficiados con esta nueva normativa serán los abogados defensores de probables responsables de la comisión de delitos, ya que harán su agosto gracias a una ley que más allá de procurar garantizar las seguridad de los uniformados y castigar abusos, los deja hundidos en el terrible océano de la ambigüedad.


Por ejemplo, en el artículo 9 se lee: “ Los mecanismos de reacción en el uso de la fuerza son: III. Técnicas de sometimiento o control corporal: su límite superior es el Impedimento Momentáneo de funciones corporales y daños menores en estructuras corporales;” el problema es que someter quiere decir humillar (algo contrario a los derechos humanos). Otro error lo encontramos el artículo 11 que reza: “Los niveles del uso de la fuerza, según el orden en que deben agotarse….” Los niveles de uso de la fuerza no pueden agotarse debido a que una persona que se sustrae a la acción de la autoridad puede entrar y salir de forma aleatoria de su resistencia y no es progresivo, esa idea se tenía en los años 90, es decir, hace más de 20 años. Un agente policial deberá actuar basado en su conciencia situacional, en donde, la totalidad de las circunstancias le dictarán que hacer basado en protocolos previamente establecidos.


Lo mismo pasa en el artículo 15 dónde se lee: “Los agentes podrán tener a su cargo y portar las siguientes armas: c. Esposas o candados de mano”; Señores, error garrafal! las esposas, en primera instancia, no se llaman candados de mano, son esposas, y en segunda no son armas, por definición son dispositivos de restricción de movimientos.


En fin, podríamos seguir haciendo observaciones, pero desgraciadamente el espacio es corto y no lo digo con el afán de denostar el trabajo legislativo, sino con la legítima preocupación de darle certeza al Servicio Policial. No importa cómo se llame la corporación: Guardia Nacional,  Policía Estatal, Policía Municipal, etc. Debemos entender que el nombre no hace a la Institución, sino su capital humano y si no nos preocupamos por generar un marco legal adecuado, que garantice seguridad y métodos de control para sus integrantes así como para los ciudadanos estaremos fracasando estrepitosamente como sociedad. En fin…hecha a ley, hecha la trampa. Reitero, sistema de justicia oral demanda instrumentos jurídicos muy bien diseñados que velen por el bienestar social y garanticen el combate a la impunidad y en esta ocación….se han desprotegido a los policías y por ende se vulnera la seguridad ciudadana.


hidalgomontes@gmail.com




lunes, 13 de mayo de 2019

México Bronco


Por: Eduardo García Anguiano



         Muchos problemas en nuestro país se resuelven violentamente en vez de recurrir a la vía legal.


          Jesús Reyes Heroles en la frase “México bronco” aludió a que dormía desde la Revolución Mexicana y que cualquier yerro de la clase política podría hacerlo enojar. Al respecto, veamos algunos datos actuales:



Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana.- Con datos del primer trimestre de 2019 el INEGI nos dice que: 50.1% de personas de 18 años y más presenció o escuchó de vandalismo alrededor de sus viviendas, 42.7% presenció o escuchó disparos frecuentes alrededor de las mismas, 69.1% tuvieron al menos un conflicto con vecinos y 32.4% lo tuvieron con desconocidos en la calle.


Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.- El primer trimestre de 2019 se ubicó como el inicio de año más violento del que se tenga registro en el país, debido a que fueron asesinadas ocho mil 493 personas.


Lantia Consultores.- El promedio mensual de masacres durante el primer trimestre de este año fue de 32.3, similar al 32.7 que promedió por mes durante la segunda mitad de la administración del presidente Calderón (masacre: cuando un grupo criminal asesina a cuatro personas o más).


Red por los Derechos de la Infancia.- Durante el primer trimestre de este año 285 niñas, niños y adolescentes fueron asesinados; en promedio tres menores por día son víctimas de homicidio doloso.


Los datos anteriores parecerán fríos pues no contienen explícitamente historias de terror, sin embargo, ese es precisamente el objetivo: racionalizar serenamente las cifras y pensar ahora en algo con la debida atención.


Ese algo es un proceso de endurecimiento en la forma de resolver los conflictos, sea en el medio delictivo o en otros ambientes, pues además del incremento del delito, el “México bronco” ha despertado acompañado desde la alocución oficial: es preferible la justicia que la ley.


¿Para qué llevar a un presunto delincuente ante las autoridades que aplican la ley?, si al ser detenido podrá ser linchado justificadamente con esa premisa.


El jurista alemán Rudolf Von Ihering expresó: “En el derecho posee y defiende el ser humano su condición moral de existencia, sin el derecho desciende al nivel del animal”.


@EGAnguiano




martes, 7 de mayo de 2019

¿Se Acaba de Iniciativa Mérida?



Por: Guillermo Alberto Hidalgo Montes


Este siete de mayo, el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, explicó que apostarán por reorientar por completo la Iniciativa Mérida; explicó que prefiere la cooperación militar para el desarrollo. En sus ya tradicionales ruedas de prensa sentenció que: “el gobierno federal no continuará con el Plan Mérida que plantea la cooperación militar entre México y Estados Unidos y que fue impulsada por las anteriores administraciones”


La verdad es que es muy importante precisar que lo asegurado no es del todo cierto ya que no solo se trata de cooperación de índole militar sino también en materia de seguridad ciudadana y procuración de justicia.


A bote pronto esta declaración dejó helado a más de uno, ya que, desde que se firmó este acuerdo binacional de cooperación activado en 2008 por el entonces presidente George Bush y Felipe Calderón las corporaciones de todo el país se han visto beneficiadas con apoyos en materia de profesionalización y tecnología.
        

        Aunque la estrategia del gobierno federal es la de impulsar el desarrollo y el empleo para Centroamérica y el sureste de México, a fin de desincentivar la migración hacia Estados Unidos. La verdad es que falta que la contraparte, es decir nuestro vecino del norte, lo acepte. Es decir, es una realidad que Iniciativa Mérida no es un acuerdo entre iguales, ya que la cooperación de los norteamericanos se da si y solo si, nuestro país cumple con ciertos estándares mínimos de mejora en el ámbito de la seguridad (si quisieran que Iniciativa Mérida se redireccionara al desarrollo de la región créanme que ya lo hubieran hecho).


                Estimado lector, si usted está pensando “A chinga! ¿Y la soberanía nacional? Es cierto que somos un pueblo soberano pero el renunciar de forma unilateral a un acuerdo de esta magnitud puede desatar no solo una crisis en materia de seguridad ya que Estados Unidos podría reducir sus inversiones en nuestro país de forma sustancial enterando una crisis sin precedente.


Entonces, ¿Por qué entonces nos ayudan? Bueno, eso es sencillo, a medida que nosotros combatamos la impunidad, la delincuencia organizada y amenazas (desde el punto de vista norteamericano) como la migración, nuestros vecinos y hasta ahora patrocinadores estarán más seguros, por lo tanto es un acuerdo de intereses.


Sin embargo, esto es una gran llamada de atención a gobiernos estatales y municipales ya que, se han mal acostumbrado a que ya no es una ayuda, sino una obligación tal y como lo fue en su momento para los gobiernos municipales el Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de los Municipios (FORTAMUN) ahora Programa de Fortalecimiento para la Seguridad (FORTASEG) o para los gobiernos estatales el Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública (FASP). En ambos casos, subsidio seguiría mientras las Corporaciones de Seguridad generaran estrategias concretas para la reducción de la violencia y la delincuencia ¿qué pasó? Bueno, la verdad es que pocos gobiernos son los que han hecho la tarea de mejorar a los cuerpos policiales y han generado los recursos propios para hacer de sus políticas en materia de seguridad sustentables, abusando de estos programas los cuales este año fueron reducidos dramáticamente e hizo llorar a más de uno al no saber cómo cumplir con los compromisos adquiridos.


Sin duda este tema levantará una gran polémica que deja al descubierto la conchudez de una gran parte de los gobiernos en los tres órdenes de gobierno que no hicieron de forma diligente su labor y en donde los cuerpos policiales (que eran los primeros beneficiadoas) así como la ciudadanía son las principales víctimas.


hidalgomontes@gmail.com